Documento sin título

MEDICIEGO 2014; Vol.20 Supl.2

 

HOSPITAL PROVINCIAL GENERAL DOCENTE

“DR. ANTONIO LUACES IRAOLA”
CIEGO DE ÁVILA

 

Consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en adolescentes

Social consequences that produces the increment of the consumption of alcohol in adolescents

 

Manuel Agustín Pérez de Corcho Rodríguez (1), León Mármol Sóñora (2), Gudelia García Díaz (3), Marisel Vizcay Castilla (4), Milayme de las Mercedes Tomé López (5).

 

RESUMEN

Se realizó una investigación bibliográfica con el objetivo de caracterizar las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en adolescentes, además de exponer los factores de riesgo de la dependencia del alcohol mediante un enfoque claro y preciso. Para su mayor conocimiento, se efectuó una exhaustiva revisión bibliográfica en las principales bases de datos disponibles en Infomed, cuyos resultados se compararon con la literatura nacional y extranjera actualizada, lo que permitió concluir que la prevención de las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en la población adolescente depende del conocimiento de los factores, marcadores, grupos de riesgo y conflictos sociales que genera la dependencia del alcohol.

Palabras clave: ALCOHOLISMO/prevención y control, ADOLESCENTES.

 

  1. Especialista de 2do Grado en Medicina Interna. Máster en Urgencias Médicas en Atención Primaria de Salud. Máster en Enfermedades Infecciosas. Investigador Agregado. Profesor Auxiliar.
  2. Especialista de de 2do en Psiquiatría. Máster en Ciencias. Doctor en Ciencias Médicas. Profesor Titular.
  3. Licenciada en Defectología. Máster en Educación Especial. Máster en Ciencias de la Educación. Doctora en Ciencias Pedagógicas. Profesora Titular.
  4. Licenciada en Filosofía. Profesora Auxiliar.
  5. Especialista de 1er Grado en Medicina General Integral. Profesor Instructor.


INTRODUCCIÓN

Las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en adolescentes, tiene sus bases cuando la persona consume exceso de bebidas que contienen alcohol y llega a la adicción, lo cual acarrea una gran morbilidad y con ello una mortalidad innecesaria (1-2).

León Mármol Sóñora, asevera que las situaciones problémicas son debidas al incremento en el uso de bebidas alcohólicas en la población adolescente, vinculadas injustificadamente en roles de género y modas; el consumo de alcohol en los adolescentes provoca mayores daños en la salud debido a que estas personas son más susceptibles al tóxico por razones biológicas que los predisponen ante el consumo de alcohol con mayores daños a la salud, el uso de bebidas alcohólicas en la población en estudio es oculto en la mayoría de estas personas y sus daños no se conocen totalmente (3-7).

En el mundo muchos autores consideran que se puede controlar el consumo de este tóxico con estrategias educativas que evalúan la cantidad de alcohol ingerido (1-8).

En el Taller Nacional de Prevención del Consumo Indebido de Alcohol en Ciudad de La Habana se expusieron experiencias relacionadas con esta problemática (3).

Los problemas relacionados con el alcohol causan 2,3 millones de muertes al año por trastornos del corazón, el hígado, accidentes de tránsito, suicidios y diversos tipos de cáncer, constituye el tercer factor de riesgo de muertes prematuras y discapacidades (8-9).

Autores de prestigio internacional como Ivan Diamond afirman que la población mayor de 14 años ingiere bebidas que contienen alcohol por influencia de las condiciones ambientales, con peligro de convertirse en dependientes en la etapa adulta sin predisposición genética aparente (8).

En España el consumo de alcohol  por encima de los niveles de riesgo para la salud, se considera excesivo ≥ 35 unidades/semana [U/sem] en varones o ≥ 21 [U/sem] en mujeres; 1 unidad estándar contiene de 8 a 10 gramos de alcohol).

En Francia las pautas del consumo de alcohol difieren entre los adolescentes, que consumen cerveza y licores durante los fines de semana y los mayores de 65 años, que consumen preferentemente vino y lo hacen todos los días (8-10).

El  consumo  excesivo  de  bebidas que contienen alcohol por  parte  de  la  población adolescente femenina, es un problema científico-social con tendencia creciente a escala mundial. La dependencia del alcohol es una dificultad importante que enfrenta el mundo, con  consecuencias sociales negativas.

Es indiscutible que los planteamientos de los expertos cubanos coinciden con la opinión de otros autores, al referirse a los efectos nocivos del alcohol (1-7, 11).

 A criterio  de  varios  expertos  manifiesta, que el uso excesivo de alcohol es el factor de riesgo principal para presentar distintas dolencias en países subdesarrollados y en vías de desarrollo, con gran importancia para los países  industrializados (1-11).

En el Perú, el abuso y la dependencia de alcohol figuran como la tercera causa de trastornos, superados solo por la neumonía y los accidentes de tránsito (10, 12). 

En Cuba, la preocupación del Estado en la formación integral de los adolescentes, se expresa en la propia Constitución de la República en su artículo 40. La niñez y la juventud disfrutan de particular protección por parte del gobierno y de la sociedad. La familia, la escuela, los órganos estatales y las organizaciones de masas y sociales tienen el deber de prestar especial atención a la formación sana y al desarrollo de valores éticos y morales de este grupo poblacional (13).

En Cuba el aumento del consumo del alcohol es preocupante por el riesgo de desencadenar una muerte prematura, por lo que debe evitarse, ya que acarrea costos económicos importantes en el seno familiar y en la comunidad, al dejar de ser productivo el individuo que lo padece, al peligrar su  incorporación a la sociedad y la economía nacional al convertirse la persona en un parásito social, al cuál se le hace rechazo, en todas las esferas de la comunidad.

En el país no existe la discriminación racial, étnica, ni de género, tampoco la prostitución, la drogadicción, la violencia y la explotación infantil que son problemas que enfrentan los adolescentes en el mundo capitalista. La herramienta principal para la prevención es a partir de la detección temprana de los adolescentes proclives al consumo de bebidas que contienen alcohol; significa lograr mejor calidad de vida en la población adolescente al estar estos libres de la ingestión de esta droga lícita (1-7, 11).

En Ciego de Ávila, León Mármol Sóñora, ha realizado varios estudios sobre el alcohol y sus consecuencias, principalmente en mujeres, señala a las bebedoras de alto riesgo que en su mayoría pertenecen al grupo de edad de 15 a 24 años (7). Ernesto René Salcedo Rocha, afirma que el estrés se utiliza como mediador de la dependencia al alcohol, tiene un impacto negativo sobre el hombre y su contexto social y psicológico, en trastornos psicosociales, con  influencia negativa en su bienestar (11).

Marisel Vizcay Castilla, refiere que la tradición es un fenómeno de diversas expresiones en la actividad humana, lo que contribuye a fundamentar los nexos conocimientos-ciencia-tecnología-sociedad, por lo que su contenido se utiliza en la docencia  de postgrado en los cursos de estudios sociales de la ciencia y  la tecnología (14), que debe encaminarse hacia la persona dependiente del alcohol, como ser humano, con sus derechos inalienables, a su bien verdadero e integral, con la dignidad plena del hombre, en una sociedad libre de adicciones (1-7, 11).

Gudelia García Díaz, afirma que establecer la unidad entre los factores cognitivos y afectivos durante el proceso de estimulación temprana del niño es de vital importancia para la formación de su personalidad, que se establece mediante la comunicación entre los adultos y los niños. La compatibilidad de ambas facilita la acción de mecanismos reguladores que orientan conscientemente y activan la actividad y el comportamiento (15), lo que se tiene en cuenta en la prevención del consumo indebido de alcohol (3).  

El criterio unánime de autores es que consideran controlar el consumo de bebidas que contienen alcohol con estrategias educativas que puedan medir la cantidad de alcohol ingerido (1-7), lo que se tuvo en cuenta en Ciego de Ávila, por los resultados positivos expuestos en el Taller Nacional de Prevención del Consumo Indebido de Alcohol en Ciudad de La Habana (3).  

La caracterización de las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol, constituye un problema de investigación, por el alto índice de adolescentes que consumen  alcohol en Ciego de Ávila, al cual se le debe prestar atención y no descuidar en la política actual de la sociedad que se pretende construir.

En la adolescencia el individuo se individualiza, crea valores como adultos y comienza la independencia del seno familiar. El alcohol es un obstáculo para el desarrollo de los jóvenes, en su evolución hacia la adultez. El consumo excesivo de bebidas que contienen alcohol por los jóvenes es un problema de salud emergente y su solución es una prioridad.

Se  ha  estudiado  el  comportamiento  de  los adolescentes en relación con el consumo de bebidas que contienen alcohol, además se han elaborado estrategias en el Programa de Prevención de la Conducta Dependiente del Alcohol desde el año 1985, el cual se actualizó en octubre de 2007, argumentado por las teorías de los expertos. 

En Ciego de Ávila existen evidencias significativas, que la droga lícita más conocida por los jóvenes es el alcohol, lo que pone en peligro su desarrollo social, e inclusive la propia vida (1-7, 11).

La novedad científica del artículo revela nuevas relaciones y regulaciones en la dinámica de las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en adolescentes (1-2).

El objetivo fundamental del artículo es caracterizar las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en adolescentes, además de explicar los factores de riesgo de la dependencia del alcohol (1-7).

 

DESARROLLO

Se conoce por fuente confiable que existe un alto índice de adolescentes que consumen alcohol en Ciego de Ávila, lo que justifica el proceso de atención  a la salud, en la dinámica de la prevención de los problemas relacionados con el alcohol en estas personas.

La familia representa su papel en la infancia y los compañeros en la adolescencia, así como el nivel socioeconómico y los medios de comunicación que influyen en las actitudes y creencias del uso de alcohol (16-22).

En la adolescencia el niño se individualiza, crea valores como adultos y comienza la independencia del seno familiar. El alcohol es un obstáculo para el desarrollo de los jóvenes, en su evolución hacia la maduración propia de la adultez. El consumo excesivo de bebidas que contienen alcohol por los jóvenes es un problema de salud emergente y su solución es una prioridad (3-7).

Durante el año 2006 en Ciego de Ávila se incorporó la categoría problemas relacionados con el alcohol (PRA) al trabajo preventivo, se aplicaron estrategias educativas en la población y se estratificó según sexos y edades, que incluyó a los adolescentes (7).

La adolescencia es un periodo en el cual la vigilancia de los patrones de conducta exige alta responsabilidad familiar y colectiva para evitar el consumo abusivo del alcohol (1-7, 11), este importante problema de salud pública y la prevención es una de las prioridades en las políticas de salud, donde influyen los factores psicosociales que guardan relación estrecha entre el consumo de alcohol y los factores del entorno sociocultural de alta complejidad (3-7), que implica no solo el sufrimiento de la persona y su familia, ya que involucra a la comunidad (1-7, 12).   

El consumo exagerado de alcohol tiene asociación causal con otros problemas donde figuran los accidentes de tránsito, violencia, accidentes en el hogar y en el trabajo, consumo de drogas ilegales, sin que exista abuso o dependencia en dichas asociaciones, a lo que se añade una conducta sexual de riesgo (16-20).

En individuos normales, un consumo inferior a 30 gramos de etanol por día (una copa de vino o 250 mililitros de cerveza contienen unos 12 gramos de etanol) no eleva el riesgo coronario ni produce alteraciones lipídicas, por lo que es prudente señalar los beneficios del alcohol, sin las excusas para beber, sino conocer que el consumo moderado de ciertos alcoholes como el vino, que contiene resveratrol, un componente antioxidante que inhibe una proteína que produce cardiofibrosis, puede beneficiar la salud, entre ellas: Alzheimer y otras formas de demencia, degeneración macular relacionada con la edad, catarros, trastornos coronarios, insuficiencia cardíaca, úlceras pépticas, diabetes mellitus tipo II, cálculos biliares, cálculos renales, intoxicaciones alimenticias, disentería, diarreas del viajero y desinfectante de bajo nivel (23-26). Las personas que consumen cantidades moderadas de alcohol mejoran la salud, por tener menos estrés, más interés en ejercicios físicos y un alto nivel social (24), no así en el  exceso (1-8).

Existe evidencia que el consumo moderado de alcohol mejora las úlceras pépticas, al eliminar la bacteria que pudiera causarlas, el Helicobacter pylori. Los bebedores moderados tienen niveles elevados de colesterol bueno, o HDL, en sangre (24-25). El consumo moderado de alcohol protege a no fumadores de sufrir un ataque cardiaco en comparación con los abstemios, los riesgos cardíacos del cigarro y el consumo de alcohol son importantes, ya que el abuso de alcohol está asociado con una propensión mayor a la hipertensión arterial, pero en cantidades moderadas puede reducir el riesgo de la acumulación de depósitos grasos en las paredes del vaso sanguíneo (25).

Otros beneficios del alcohol se encuentran en la desinfección hospitalaria, nos referimos a los alcoholes como soluciones acuosas de alcohol etílico. Los alcoholes poseen una rápida acción bactericida, actúan sobre bacterias gramnegativas o grampositivas y virus con envuelta, son por tanto considerados como desinfectantes de bajo nivel. La concentración bactericida óptima se sitúa en el 70%. Ello se debe a que estos compuestos acuosos penetran mejor en las células y bacterias, permiten así la desnaturalización de las proteínas. Los alcoholes se inactivan en presencia de materia orgánica. El alcohol se utiliza comúnmente para la desinfección de la piel y resulta muy eficaz para este fin cuando a continuación se aplica un yodoformo. Su aplicación está también indicada en la desinfección de material no crítico como termómetros y fonendoscopios. La toxicidad del alcohol isopropílico es dos veces superior a la del etanol. Su utilización puede provocar irritación y sequedad de la piel; al volatilizarse puede producir irritación de la mucosa nasal y lagrimal (23-25). Según reporta un estudio estadounidense, mujeres que tomaban pocas cantidades de bebidas alcohólicas al mes y hasta más de tres copas a la semana durante el año previo a un infarto cardíaco vivieron más que las que nunca bebían alcohol (25).

El estado de la temática a investigar, tiene un vínculo estrecho con la labor del clínico pues consulta, diagnostica y medicamenta a adolescentes con problemas relacionados con el alcohol y otras sustancias psicotrópicas, lo cual se ve reflejado tanto en la morbilidad como en la mortalidad de la dependencia del alcohol. La temática, radica en las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en adolescentes (1-7). Existe la necesidad de caracterizar y clasificar en el municipio Ciego de Ávila a los adolescentes que son proclives a ingerir bebidas que contienen alcohol (1-7, 11).

El consumo normal de alcohol (abstemios y consumo social), que pudieran llegar a consumidores de riesgo, con los cuales hay que actuar enérgicamente para evitar caer en la categoría de consumo anormal o dependientes del alcohol (1-7).

La prevención de los problemas relacionados con el alcohol, se relaciona con un problema científico identificado en la práctica médicaConsumo de bebidas alcohólicas en la población adolescente”, cuya solución constituye una de las líneas priorizadas del MINSAP (2). Calidad de vida. Prevención y control de la conducta alcohólica), está asociado al  proyecto institucional: “Estrategia con enfoque comunitario para prevenir los efectos nocivos del alcohol en población adolescente de Ciego de Ávila”,  cuyo ejecutor es el Hospital Provincial General Docente “Dr. Antonio Luaces Iraola” (1-2).

Las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en adolescentes, es de actualidad, se tiene en cuenta la necesidad de prevenir no solo los efectos nocivos que tiene el alcohol  para la salud; sino también  su consumo, de ahí la importancia de la prevención de los problemas relacionados con el alcohol en adolescentes. Existe poca información y conocimiento en los familiares en cuanto al daño que puede provocar el alcohol en los adolescentes. Los padres o tutores toman medidas inadecuadas con estos (castigos, represiones, maltrato verbal y material), muestra de que desconocen las medidas educativas para prevenir estos problemas.

Los expertos plantean que el uso masivo de bebidas alcohólicas se debe a un desconocimiento de los daños que producen. Se conoce que las estrategias de intervención educativas son eficaces para el control del uso de sustancias psicotrópicas. Por tanto se justifica que con una estrategia de intervención educativa se aumenta el conocimiento en familiares y adolescentes, lo que podría evitar el uso de sustancias psicotrópicas en ellos. La valoración económica del artículo, es el riesgo del alcohol al desencadenar una muerte prematura como consecuencia de los trastornos que produce, su aumento es muy preocupante en Cuba, por lo que debe evitarse, ya que acarrea costos económicos importantes en el seno familiar y en la comunidad, al dejar de ser productivo el individuo que lo padece, al peligrar su  incorporación a la sociedad y la economía nacional al convertirse la persona en un parásito social, al cuál se le hace rechazo, en todas las esferas de la comunidad.

La valoración socio-política de la investigación, es la caracterización de las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en adolescentes, que constituye un problema social, al cual se le debe prestar atención y no descuidar en la política actual de la sociedad que se pretende construir. En Cuba no existe la discriminación racial, étnica, ni de género, tampoco la prostitución, la drogadicción, la violencia y la explotación infantil que son problemas que enfrentan los adolescentes en el mundo capitalista.

El aporte social, esta avalado por al fortalecer el vínculo salud–sociedad perfecciona los indicadores de la prevención de los problemas relacionados con el alcohol en adolescentes en su carácter humanista, al lograr su expansión hacia otros sectores de la sociedad, pues en las condiciones actuales  esta constituye la herramienta principal a partir de la detección temprana de los adolescentes proclives al consumo de bebidas alcohólicas; lo que significa lograr mejor calidad de vida  en la población adolescente al estar estos libres de la ingestión de esta droga. Es importante fortalecer la formación de valores y papel educador en los adolescentes con riesgos y problemas relacionados con el alcohol al perfeccionar la formación cultural desde el punto de vista educativo y social para lograr  posteriormente  un  adolescente libre de adicción. Adiestrar a la familia y a los docentes en la labor de prevención a partir de un plan de acción comunitario materializado en los problemas relacionados con el alcohol en adolescentes, factible para desarrollarse desde el hogar y el propio proceso docente, al permitir una mayor calidad de las actividades formativas como parte del rol de los factores sociales identificados principalmente con los estudiantes y el resto de la comunidad.

La valoración crítica, tiene sus bases en los efectos nocivos del alcohol, que hablan de la ineficacia de las vías de solución, como problema de gran envergadura mundial, que cada día toma más adictos, se destaca como un aspecto negativo desde el punto de vista social y una dificultad fundamental de la comunidad.

La importancia y vigencia del tema, es de gran interés clínico, es la frecuente comorbilidad entre los problemas relacionados con el alcohol y otros trastornos mentales, que obliga a plantear lo que ha venido a denominarse diagnóstico dual (1-7, 27). La formación de valores en población adolescente requiere de niveles de coordinación o integración que propicien lograr las competencias declaradas e implica acciones de coordinación para la prevención, que no se ha logrado hasta el momento con la eficiencia deseada (1-7, 11).

Sara Belkis Morgado Ruiz, refiere  que el resultado de una investigación y su destino final, cumple la función de aportar a la comunidad científica lo novedoso e importante en el conocimiento del tema (27); ya que la tendencia de los patrones de hábitos etílicos de los hijos se parece a la de los padres y las propias consecuencias sociales negativas que producen, esto constituye una alerta a continuar su prevención en los hijos de los dependientes del alcohol (6), por eso es vital conocer los factores, marcadores, grupos de riesgo y conflictos sociales de la dependencia del alcohol en población adolescente (1-2).

- Factores de riesgo de la dependencia del alcohol

1. Inmadurez e inseguridad.

2. Malas relaciones sociales.

3. Comportamiento inadecuado en la comunidad.

4. Inadaptación social.

5. Pérdida del apoyo familiar (2).

- Marcadores de riesgo

1. Adolescentes (entre 10 y 19 años).

2. Adulto joven (entre 20  y  60 años).

3. Sexo femenino (2, 4, 7).

4. Morfotipo racial blanco (2, 27).

- Grupos de riesgo de la dependencia del alcohol en población adolescente

1. Hijos de padres dependientes del alcohol.

2. Hermanos de dependientes del alcohol.

3. Sin vínculo estudiantil.

4. Sin vínculo laboral.

5. Sin amparo familiar.

6. Estudiantes con riesgo académico.

7. Celebración imprevista con bebidas que contienen alcohol (2, 4, 7).

 

- Conflictos sociales

Dependencia, maltrato infantil, maltrato al adulto mayor, violencia de pareja, violencia juvenil, pérdida de motivación hacia la vida, pérdida del proyecto de vida, pérdida de amigos, deterioro del funcionamiento de la familia, desempleo, problemas legales, costos económicos por trastornos orgánicos, ausentismo laboral y suicidio (2, 4).

 

CONCLUSIONES

La prevención de las consecuencias sociales que produce el incremento del consumo de alcohol en la población adolescente, depende del conocimiento de los factores, marcadores, grupos de riesgo y conflictos sociales de la dependencia del alcohol, así como de la labor educativa y preventiva sobre este tema.

 

ABSTRACT

A bibliographical investigation was carried out, with the fundamental objective to know the principles that govern the ethics in health, by means of an obvious and precise focus came true; For the better understanding it was made an exhaustive bibliographic revision in the principal bases of data itself, the one that were  compared with the national literature and updated foreigner, what to conclude permitted that the ethics in health is primary in the prevention of the social consequences that the different produce pathology that the fact that they have an effect on your social context, whose prevention affect to the human being, as a consequence of multiple environmental factors, avoids social conflicts for the sake of the social development.

Key words: ALCOHOLISM/prevention and control, TEENS.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Pérez de Corcho Rodríguez MA, Pérez  Assef JJ, Sevilla Pérez B, Mayola Alberto CC, Díaz Mizos FA. Estrategia con enfoque comunitario para prevenir el consumo excesivo de alcohol en población adolescente de Ciego de Ávila. MediCiego [Internet]. 2013 [citado 12 Feb 2014]; 19(2):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol19_no2_2013/articulos/t-5.html

2. Pérez de Corcho Rodríguez MA, Mármol Sóñora L, García Díaz G, Vizcay Castilla M. Prevención de los problemas relacionados con el alcoholismo en adolescentes. MediCiego [Internet]. 2013 [citado 12 Feb 2014]; 19(2):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol19_no2_2013/rev/t-20.html

3. Mármol Sóñora L. Estrategias educativas de prevención del uso nocivo de alcohol. Cuba. Ministerio de Salud Pública. Taller de prevención del uso indebido de alcohol. La Habana: MINSAP;  2007.

4. Mármol Sóñora L, Ocaña Leal AI, Díaz Hernández Y. Intervención  focal educativa preventiva  del alcoholismo femenino en el  área norte de Ciego de Ávila en el año 2005. MediCiego [Internet]. 2007 [citado 19 Oct 2012]; 13(1): [aprox. 8 p.]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol13_01_07/articulos/a3_v13_0107.htm

5. Mármol Sóñora L, Ocaña Leal AI, Díaz Hernández Y. Los problemas relacionados con el alcohol  y su prevención en el área norte de Ciego de Ávila 2005. Comunicación breve. MediCiego [Internet]. 2007 [citado 12 Jul 2013]; 13(1): [aprox. 8 p.]. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol13_01_07/articulos/a1_v13_0107.htm

6. Mármol Sóñora L, Ocaña Leal AI, Parés Ojeda Y. Software educativo en la prevención del alcoholismo: su aplicación en el área norte de Ciego de Ávila en el año 2006. MediCiego  [Internet]. 2007 [citado 18 Ene 2012] 13(2): [aprox. 8 p.]. Disponible  en: http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol13_02_07/comunicacion/cb2_v13_0207.htm

7. Mármol Sóñora L. Intervención  educativa  para  disminuir  riesgos  y problemas  relacionados  con  el  alcohol  en    población femenina de Ciego de Ávila [Internet]. 2009 [citado 19 Oct 2012] [aprox. 20 pantallas].   Disponible en: http://tesis.repo.sld.cu/255/

8. Diamond I. Alcoholismo y abuso de alcohol.  En: Goldman L, Ausiello D, Arend WP, Armitage JD, Clemmons DR, Griggs RC, et al. Editores. Cecil. Tratado de Medicina Interna. 23 ed. New York: Saunders; 2008. p. 55-59.

9. Pons J, Buelga S. Factores asociados al consumo juvenil de alcohol: una revisión desde una perspectiva psicosocial y ecológica. Intervención Psicosocial. Rev Calidad Vida. 2011; 20(1):75-94.

10. Velásquez A. La carga de enfermedad y lesiones en el Perú y las otras prioridades del plan esencial de aseguramiento universal. Rev Perú Med Exp Salud Públ. 2009; 26(2):222-31.

11. Salcedo Rocha E. Conozcamos mejor al estrés. Invasor. Ciego de Ávila. 24 mar 2010; secc. 09:28.

12. Fiestas F, Ponce J, Gallo C, Bustamante I, Ordóñez C, Guido Mazzotti G. Factores predictores de uso problemático de alcohol en personas atendidas en una sala de emergencia.  Rev Peru Med Exp Salud Publ [Internet]. 2011 [citado 12 Feb 2011]; 28(1):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1590/S1726-46342011000100009 

13. Castillo N. Constitución de la República de Cuba. 9 ed. La Habana: Política; 2010.

14. Vizcay Castilla M, Álvarez Hernández LA, Seijas Torres M, Peñate Hernández JI, Morgado Ruiz SB. La tradición cubana de pensamiento ciencia conciencia a través de la obra de Enrique José Varona. MediCiego [Internet]. 2013 [citado 12 Sep 2013]; 19(Supl.1):[aprox. 8 p.]. Disponible en:   http://www.bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol19_supl1_2013/pdf/T18.pdf

15. Gudelia García Díaz G, Villalón García G, Leiva Pérez A, García Martín M, Viamonte Rodríguez AM, de la Paz Martínez N. Resultado de un estudio de casos múltiples con niños ciegos de edad temprana de la provincia Ciego de Ávila. MediCiego [Internet]. 2013 [citado 12 Sep 2013]; 19(1):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol19_01_13/pdf/T24.pdf

16. Alcoholismo y abuso del alcohol [Internet]. MedlinePlus; 2010 [actualizado 30 May 2012; citado 5 Jun 2012] [aprox. 9 pantallas]. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000944.htm

17. Vida saludable,  efectos del alcohol en el cuerpo [Internet]. MedlinePlus; 2009 [actualizada 4 Sep 2009; citado  23  Sep 2009] [aprox. 9 pantallas]. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002393.htm

18. Organización Mundial de la Salud. Estrategia contra consumo excesivo de alcohol. Ginebra: OMS; 2010.

19.  Martínez Leiva A, Castillo Rojas L, Guevara Sanabria M, Gutiérrez Villa N, Perdomo Gómez A. Caracterización socio-psicológica de los pacientes del grupo de ayuda mutua de alcoholismo en el municipio Morón. MediCiego [Internet]. 2009 [citado 12 feb 2009]; 16(Supl.1):[aprox. 8 p.]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol16_supl1_10/articulos/t-5.html

20. Pons J, Buelga S. Factores asociados al consumo juvenil de alcohol: una revisión desde una perspectiva psicosocial y ecológica. Intervención Psicosocial.  Iguald  Calidad  Vida. 2011; 20(1):75-94.

21. Nutt DJ, King LA, Phillips LD. Drug harms in the UK: a multicriteria decision analysis. Lancet. 2010; 376(9752):1558-65.

22. Galvez Buccollini JA, Paz Soldan VA, Herrera PM, DeLea S, Gilman RH. Gender differences in sex-related alcohol expectancies in young adults from a peri-urban area in Lima, Peru. Rev Panam Salud Publ. 2009; 25(6):499-505.

23. Beber alcohol puede reducir el riesgo de diabetes mellitus [Internet]. La Habana: Infomed; 2010 [citado 12 Feb 2014] [aprox. 1 pantalla]. Disponible en: http://www.sld.cu/servicios/aldia/view-aldia.php?idn=6548

24. Consumidores moderados de alcohol presentan mejor estado de salud [Internet]. La Habana: Infomed; 2010 [citado 12 Feb 2014] [aprox. 2 pantallas]. Disponible en: http://www.sld.cu/servicios/aldia/view-aldia.php?idn=6269

25. Consumo moderado de alcohol protege a no fumadores. Juventud Rebelde [Internet]. 2010 [actualizado 13 Abr 2010; citado 13 Abr 2010]. [aprox. 1 pantalla]. Disponible en: http://www.juventudrebelde.cu/ciencia-tecnica/2010-04-13/consumo-moderado-de-alcohol-protege-a-no-fumadores/

26. Galán Beiro GM. Caracterización de drogodependientes cubanas que ingresan en el hospital psiquiátrico de La Habana, 2007. Rev Hosp Psiquiátr Habana [Internet]. 2008 [citado 15 Feb 2012]; 5(3): [aprox. 8 p.]. Disponible en: http://www.revistahph.sld.cu/hph0308/hph030508.html

27. Morgado Ruiz SB, González Álvarez M, Gómez Fernández MA. Sobre redacción de artículos científicos. MediCiego [Internet]. 2008 [citado 12 Sep 2013]; 14(2):[aprox. 8 p]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol14_02_08/comunicacion/cb2_v14_0108.htm