MediCiego

Tabla de contenidos

Artículo original

Odalys Rodríguez Martín, Magaly Esperanza Leal Moreira, Pedro Enrique Reyes Milián, Enrique Lorenzo Cossío González
246 lecturas
PDF
Santiago Marcelo López Vela, Ricardo Pila Díaz, Hugo Páez Jomarrón, Iraldo Pérez Expósito
283 lecturas
PDF
Las competencias profesionales en la gestión de la información y del conocimiento en salud.

Se realiz√≥ un estudio observacional descriptivo transversal, para determinar la importancia de las competencias profesionales en la gesti√≥n de informaci√≥n y del conocimiento en salud. Esta investigaci√≥n cualitativa se desarroll√≥ a trav√©s de una entrevista, dise√Īada en la Bolsa Universitaria de Trabajo de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico y aplicada a 24 investigadores cubanos de las Ciencias M√©dicas, en Ciego de √Āvila, durante julio de 2011. Se profundiz√≥ en el valor de estas competencias en los cuatro perfiles de los trabajadores del sector salud: asistencial, docente, investigativo y administrativo. La labor asistencial necesita confianza, tenacidad y comunicaci√≥n con el paciente y con el resto del equipo m√©dico para gestionar informaci√≥n. La funci√≥n docente precisa del aprendizaje continuo, la asesor√≠a y la comunicaci√≥n porque contribuyen a la investigaci√≥n pedag√≥gica y la trasferencia sistem√°tica del conocimiento. La tarea investigativa requiere de creatividad e innovaci√≥n, originalidad y comunicaci√≥n para generar, codificar y difundir sus resultados. La faena administrativa exige liderazgo, trabajo en equipo, planeaci√≥n y organizaci√≥n de la informaci√≥n en los sistemas y servicios de salud. Se concluy√≥ que todas las competencias profesionales, principalmente la comunicaci√≥n, contribuyen a la gesti√≥n de la informaci√≥n y del conocimiento en los centros de salud p√ļblica.

Carmen Libertad Vázquez Martínez, Maikel Hermida Rojas
181 lecturas
PDF
Patsy Ba√Īobre G√≥mez, Yahavivi √Āguila Nogueira, Teresa Iris Noda Garc√≠a
228 lecturas
PDF
Rolando Dornes Ramón, Yordany Vázquez Mora, Niurka Abreu Figueredo, Manuel Sosa Rivera
189 lecturas
PDF
Comportamiento de la presi√≥n arterial y factores de riesgo cardiovasculares en adultos del Consultorio No. 20.Se realiz√≥ un estudio observacional descriptivo de corte transversal con el objetivo de determinar el comportamiento de las cifras de presi√≥n arterial, su distribuci√≥n y principales factores de riesgo asociados, en¬† personas mayores de 60 a√Īos pertenecientes a la poblaci√≥n del consultorio No. 20 del Policl√≠nico ‚ÄúBelkis Sotomayor‚ÄĚ del municipio Ciego de √Āvila durante el periodo enero-diciembre del 2010. El universo estuvo constituido por 150 personas. Las variables descriptivas se expresaron en porcientos; para la comparaci√≥n de dos variables se utiliz√≥ el m√©todo estad√≠stico de Chi cuadrado. Se realiz√≥ el c√°lculo de la media y desviaci√≥n est√°ndar para las variables de presi√≥n arterial normal y prehipertensi√≥n. Los resultados obtenidos mostraron un 28.67% con cifras de prehipertensi√≥n y 59.73% con hipertensi√≥n arterial; predominaron el estadio I, el sexo femenino, el grupo de edad de 70 a 74 a√Īos, el color de la piel blanco y la hipertensi√≥n arterial sistodiast√≥lica. Los factores de riesgo m√°s frecuentes fueron el h√°bito de fumar, la obesidad abdominal y la hipercolesterolemia. El 35.95% de los pacientes hipertensos desconoc√≠an su enfermedad y el 100% de los pacientes con prehipertensi√≥n desconoc√≠an su condici√≥n de riesgo. Se recomienda enfatizar en los programas de prevenci√≥n y control de la hipertensi√≥n arterial.
Lumeidy Cintra Ponce, Marvely Isaac Rodríguez, Orelvys Espinosa Pérez
215 lecturas
PDF
Yohany D√≠az D√≠az, Elizabeth Morffi Gonz√°lez, Vicente Fern√°ndez P√©rez, Karinne Pe√Īa Hern√°ndez, Carlos Alberto P√©rez Padilla
573 lecturas
PDF
Programa de intervenci√≥n educativa para promover conductas asertivas en el adulto mayor.Se realiz√≥ un estudio pre-experimental que constituye un Programa de Intervenci√≥n Educativa que propone elementos te√≥ricos-metodol√≥gicos √≥ptimos para promover la asertividad en el adulto mayor. El universo de trabajo correspondi√≥ a seis c√≠rculos de abuelos del Grupo B√°sico de Trabajo¬† No.1 del Consejo¬† Popular Indalecio Montejo perteneciente al √Ārea Norte de la Ciudad de Ciego de √Āvila. Inicialmente se realiz√≥ una revisi√≥n bibliogr√°fica exhaustiva que permiti√≥ construir los referentes te√≥ricos del programa. Seguidamente se pas√≥ a la etapa diagn√≥stica a trav√©s de las t√©cnicas: Grupo focal y entrevista. Estos elementos permitieron elaborar un programa y proceder a su aplicaci√≥n en un per√≠odo de un a√Īo (mayo 2007‚Äďmayo 2008). Durante este tiempo se realizaron evaluaciones sistem√°ticas para su perfeccionamiento. Los resultados obtenidos se catalogaron de positivos dada la diferencia significativa del incremento de conductas asertivas, evidentes ante los cambios de actitud del grupo al arribar a la ancianidad y con ello elevar la autoestima del adulto mayor y un menor √≠ndice de violencia familiar en este grupo poblacional. La evaluaci√≥n final se realiz√≥ a partir de t√©cnicas participativas. Los resultados se ofrecen en por cientos, se presentaron en tablas y se le aplic√≥ an√°lisis estad√≠stico CHI cuadrado.
Sonia Díaz Fernández, Yeny María Camejo Pérez, Belkys Celaida Díaz Fernández
590 lecturas
PDF
Las competencias investigativas en la construcci√≥n del talento humano dentro de las Ciencias M√©dicas.Se realiz√≥ un estudio descriptivo transversal para determinar el papel de las competencias investigativas en la construcci√≥n del talento dentro de las ciencias m√©dicas. Se encuestaron 45 profesionales egresados de la Universidad de Ciencias M√©dicas, con integralidad y alto rendimiento acad√©mico, pertenecientes al Movimiento Vanguardista ‚ÄúMario Mu√Īoz Monroy‚ÄĚ. Se evalu√≥ la aplicaci√≥n de competencias investigativas seg√ļn los resultados cient√≠ficos de estos profesionales. Todos consideraron que la competencia indagativa es primordial en la gesti√≥n del conocimiento, pues permite la autopreparaci√≥n y el √©xito profesional, pero solo el 62.2% tuvo experiencia en dirigir proyectos de investigaci√≥n. La competencia argumentativa fue satisfactoria, por el total de tesis discutidas y los trabajos cient√≠ficos presentados en eventos nacionales e internacionales, aunque el 26.7% nunca hab√≠a publicado sus resultados en revistas biom√©dicas. La competencia innovativa estuvo en el 37.8% de los encuestados, capaces de aportar soluciones te√≥ricas y pr√°cticas despu√©s de plantear un problema de investigaci√≥n, y el otro 62.3% manifest√≥ que esta habilidad se alcanza con la elaboraci√≥n de tesis de alto nivel cient√≠fico para maestr√≠as y doctorados. Se concluy√≥ que las competencias investigativas son imprescindibles para evaluar el desempe√Īo cient√≠fico de los profesionales con mayor capacidad, compromiso y acci√≥n dentro de las ciencias m√©dicas.
Maikel Hermida Rojas, Carmen Libertad Vázquez Martínez, Maikel Roque Morgado
328 lecturas
PDF
Antonio Larduet Pérez, Yudenia Montoya Martínez, Yordanka Sánchez Figueras, Mirna Y. Ramos Fumero
253 lecturas
PDF
Comportamiento ecogr√°fico de la cirrosis hep√°tica en Ciego de √Āvila durante el a√Īo 2011.

Se realiz√≥ un estudio observacional anal√≠tico transversal¬† con el objetivo de determinar¬† el comportamiento¬† ecogr√°fico de la cirrosis hep√°tica en pacientes atendidos en el Hospital Provincial Docente ‚ÄúDr. Antonio Luaces Iraola‚ÄĚ durante el per√≠odo de enero a diciembre del a√Īo 2011. El universo de estudio estuvo integrado por los pacientes que acudieron al Servicio de Gastroenterolog√≠a con sospecha de cirrosis hep√°tica. La muestra qued√≥ conformada por 47 casos seg√ļn criterios de inclusi√≥n, a estos se les realiz√≥ ecograf√≠a y¬† para corroborarlo se realiz√≥ un diagnostico cl√≠nico-patol√≥gico final como prueba de oro. La t√©cnica de obtenci√≥n de la informaci√≥n fue la encuesta. Predomin√≥ en el estudio el sexo masculino y los mayores de 60 a√Īos, el consumo de alcohol como factor predisponente. En los hallazgos ecogr√°ficos¬† predomin√≥ h√≠gado de tama√Īo normal y heterog√©neo, con macron√≥dulos; la mayor√≠a de los casos no ten√≠an signos de hipertensi√≥n portal, fue de gran valor el c√°lculo de los cocientes de Harbin y Hess; solamente 7 casos no resultaron positivos de acuerdo a la ecograf√≠a. Se obtuvo una sensibilidad y especificidad alta as√≠ como el valor predictivo positivo. El √≠ndice de validez o proporci√≥n correcta de aciertos fue de 0,91.

Keidis López Borroto, Rubén Carlos Mayo Márquez, Alberto Martínez Sarmiento, Barbara Evelin Morffi González, Maikel Roque Morgado
261 lecturas
PDF

Informe de caso

Angel J. Lacerda Gallardo, Sandro Pérez Leal, Julio C. Martín Pardo, Daiyan Martín Chaviano, Yaíma Mirabal García, Norka Tacas Gil
184 lecturas
PDF
Luis Páez Ojeda, Misael Sánchez Villalobos, Cristóbal Clinio Mayola Alberto, Ana Lourdes García García, Yadianys Riverón Luna
269 lecturas
PDF
Rolando √Ālvarez Llanes, Carlos Manuel Casas D√≠az, Ulises Lima Rodr√≠guez
184 lecturas
PDF
Alina de la Caridad Rivero Ramos, Mirtha Santaya Pi√Īeiro, Alberto Berm√ļdez Balado, Yetel Gonz√°lez G√≥mez
292 lecturas
PDF
Julio César Martín Pardo, Julio Díaz Agramonte, Angel J. Lacerda Gallardo, Daiyan Martín Chaviano
152 lecturas
PDF

Artículo de revisión

Frecuencia de cambio de los equipos de suero y sangre, una revisi√≥n.Los equipos de suero y sangre son indispensables en la terapia intravenosa, permiten la administraci√≥n de vol√ļmenes variables de fluidos a trav√©s de una v√≠a intravascular previamente habilitada en el paciente. El tiempo que un mismo equipo puede permanecer en uso sin riesgo de infecci√≥n ha variado desde la d√©cada de los setenta, gracias al aporte de numerosas investigaciones. Se han propuesto intervalos de recambio desde 24 hasta las 168 horas. Aunque el tema ha sido actualizado en gu√≠as adoptadas globalmente, no siempre se corresponde con lo publicado en manuales y otras fuentes. Se llev√≥ a cabo una revisi√≥n para identificar aspectos relevantes sobre el intervalo √≥ptimo para el reemplazo de equipos de administraci√≥n intravenosa usados en servicios hospitalarios, lo cual contrasta con lo publicado en textos b√°sicos de enfermer√≠a. Se efectu√≥ una b√ļsqueda detallada en Internet, se identificaron 28 documentos peri√≥dicos relevantes. Se establece como intervalo √≥ptimo para el reemplazo de los equipos las 96 horas para infusiones que no contengan l√≠pidos. Para l√≠pidos parenterales los equipos deben sustituirse con cada frasco administrado, a menos que unidades adicionales sean infundidas de manera consecutiva, siempre dentro de las 24 horas. En cuanto al equipo de transfusi√≥n, deben cambiarse cada 4 unidades o cada 12 horas.
José Rafael López Rodríguez
349 lecturas
PDF

Historia de la medicina

María de la Caridad González Sánchez, Leticia Madariaga Pérez, Fernando Oropeza González
155 lecturas
PDF